ONU-Habitat: Invertir en la juventud como vector para impulsar el crecimiento económico de las ciudades

Según la agencia de Naciones Unidas, disminuir a la mitad la tasa de desempleo entre los jóvenes implicaría un incremento estimado de hasta 4 trillones de dólares, es decir, un 7% del PBI global.

La crisis económica mundial, iniciada en 2008, ha echado leña para crear un fenómeno en todo el planeta: la generación “NiNi”. Uno en cada cinco jóvenes de entre 15 y 29 años en Latinoamericana ni estudia ni trabaja, una condición que afecta a más de 30 millones de jóvenes en la región y a más de de 260 millones en el mundo.

Ante este panorama, se suma otro gran reto para la juventud. Según el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), en 2030 cerca de 60% de la población urbana en las ciudades tendrá menos de 18 años. Con tantos jóvenes en las ciudades, ¿cuáles son las medidas urgentes necesarias para revertir el efecto NiNi y garantizar la igualdad de oportunidades, inclusión y desarrollo?

ONU-Habitat cree que este marcado aumento de la población joven representa una oportunidad para las ciudades. Aprovechar este dividendo demográfico significa dar un impulso a la productividad económica generada por este incremento de la población activa frente a aquellos que no trabajan.

Las ciudades contribuyen con cerca del 70% del PIB global, y fomentar la incorporación activa de los jóvenes al mercado de trabajo permite alimentar la economía y favorecer el crecimiento. Actualemente casi el 40% de los jóvenes en América Latina están en informalidad, según datos de la Organización Internacional del Trabajo. Y se agrava el hecho de que, en le caso de las mujeres el porcentaje sube al 60%, de acuerdo con la información recaubada por la Organizaciòn para la Cooperaciòn y Desarrollo Económico (OCDE). ONU-Habitat estima que si se disminuye a la mitad la tasa de desempleo implicaría un incremento estimado de hasta 4 trillones de dólares aumentando un 7% el PIB global.

Marco Kamiya, coordinador de economía urbana de ONU-Habitat considera que los jóvenes tienen un potencial productivo y que el tema debe ser afrontado a través del impulso de sus capacidades productivas. “Necesitamos fomentar la capacitación vocacional, emprendimientos, ajuste de sistemas educativos a la economía local, y núcleos de participación en el desarrollo urbano y regional”, dijo.

En vista de los rápidos avances tecnológicos, los jóvenes de la región poseen una ventaja competitiva para liderar las transformaciones que tendrán lugar en las ciudades. La inversión en los jóvenes ahora traerá beneficios futuros y cabe a las políticas públicas anticipar estas mudanzas y capacitar y preparar a la juventud para beneficiarse de las oportunidades qe todavía surgirán.

En este sentido, ONU-Habitat desarrolla una serie de actividades para promover el dividiendo demográfico como fuente de desarrollo. Especialistas de la agencia ofrecen asesoría técnica a ayuntamientos y gobiernos para que incluyan la participación de los jóvenes en el diseño de las políticas públicas, y que éstas absorban el potencial ofrecido por los jóvenes en la promoción de un crecimiento económico más equitativo y en el alcance del desarrollo urbano sostenible.

Por esa razón, la Nueva Agenda Urbana, aprobada en octubre de 2016, trata la juventud como un tema transversal, considerando que todas las políticas y medidas deben incorporar este tema de manera integrada. “Las niñas y los niños, las jóvenes y los jóvenes son fundamentales para lograr el cambio y crear un futuro mejor y, cuando se los empodera, tienen un gran potencial para tomar la palabra en nombre propio y en el de sus comunidades”, señala el documento.

La unidad de economía urbana y de ONU-Habitat apoya proyectos en todo el mundo para fomentar la incorporación de los jóvenes y aumentar su empleabilidad. En una iniciatiava piloto, la Convocatoria Ciudad+Más promovida por la ya citada agencia de la ONU busca identificar proyectos en Colombia que necesiten fortalecer sus capacidades económicas y financieras de proyectos en ciudades intermedias en Argentina y Colombia. Entre los requisitos para la selección se encuentran la capacidad del proyecto de promover una economía circular, que genere retorno al municipio y, ofrezca, principalmente, oportunidades para todos.

El plazo para postular los proyectos termina el 10 de junio para Colombia y el 20 de junio para Argentina. Link para la convocatoria: http://bit.ly/ciudadmas